15 frases destacadas de la entrevista a Del Potro: sus noviazgos, el vínculo con su padre y la insólita fiesta con Justin Timberlake

El reconocido tenista argentino hizo un amplio repaso de su vida profesional y personal (Twitter / @StarPlusLA)
El reconocido tenista argentino hizo un amplio repaso de su vida profesional y personal (Twitter / @StarPlusLA)

A lo largo de su carrera como tenista profesional una de las características que adoptó Juan Martín del Potro fue el perfil bajo a la hora de charlar fuera de la cancha. En un nuevo momento de su carrera donde se concentra en su bienestar personal, se animó a un mano a mano con Mariano Zabaleta donde tocó varios aspectos inéditos de su vida que nunca dio detalles al respecto.

La entrevista de aproximadamente 50 minutos es comandada por el actual vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis y producida por Martín Seipel para la plataforma Star+. Allí revivió los grandes momentos de su impresionante trayectoria, los duros escenarios que transitó tanto con las lesiones como en el ámbito familiar, anécdotas en los grandes torneos en los que participó, la ventana a un regreso al tenis y un repaso de sus relaciones amorosas en las que estuvo involucrado a lo largo de sus 33 años.

El tandilense abrió su corazón en una charla de 50 minutos junto a Mariano Zabaleta (Twitter / @StarPlusLA)
El tandilense abrió su corazón en una charla de 50 minutos junto a Mariano Zabaleta (Twitter / @StarPlusLA)

• Sus inicios en el tenis

“Mi prioridad siempre fue el fútbol cuando iba a Independiente de Tandil. Cuando salía del colegio me dedicaba a hacer varios deportes hasta que llegue la hora de la clase de fútbol. Un día el Negro Gómez me vio y me dio una raqueta para que vaya a jugar un rato en el frontón. Ese fue mi primer contacto con el tenis. De más grande decidí comenzar a tomar clases de tenis para no estar dando vueltas en el club en la tarde antes de hacer fútbol”.

“Hubo un quiebre cuando hubo un Sudamericano de 12 años y yo tenía que elegir entre el Nacional de Fútbol que Independiente de Tandil había clasificado que era una locura o ese Sudamericano que era en Brasil. Yo nunca había viajado en avión y lo vi como mi oportunidad de conocer otro país. Por eso me decidí al de tenis. Salí como el mejor jugador sudamericano de 12 años. A la vuelta fue un: ¿Ahora qué hacemos? Chau fútbol y hablar con mis padres”.

• El sacrificio de su familia por él

“Vi a mi papá se levantaba a las seis de la mañana para ir a trabajar, a mi mamá que es maestra de Lengua y Literatura ir a los colegios de Tandil a dar clases. Mi hermana y yo yendo al colegio. Cada vez que se ahorraba algo de plata era para mandarme a mí a los Nacionales por el país o alguna gira por Europa para poder ir a competir”.

“Nosotros tuvimos una etapa difícil a nivel familiar porque mi hermana siempre quedaba algo relegada por todo lo que pasaba conmigo. Mis papas hacían todo el sacrificio para que yo pueda seguir adelante con el tenis. Creo que es algo común en el tenista que desde muy chico hasta el último día vive bajo presión. Las presiones van cambiando entre económicas, deportivas, resultados, ranking, lo que sea. Pero desde el día que sabes que te vas a dedicar hasta el último, vivís bajo presión. Cuando tenía 14, 15 años ya tenía la presión de que Nike me había contratado, de que la raqueta me preguntaban cuántas quería cuando sólo tenía una, tenía los ojos del mundo porque era el sucesor de los tenistas argentinos”.

• Malas inversiones del padre

“Más allá de las cosas que puedan hablar, lo más importante es que en mi familia sabe quién es quién. Cómo nos manejamos en la vida con mi hermana es gracias a mi papá y mi mamá. Y lo otro va por otro carril que se va a solucionar. Ahora hay gente que yo estoy confiando que me va a ayudar. Como yo tengo a mi equipo de entrenador, kinesiólogo, tenis, médico. También está eso y es cuestión de que pase el tiempo, confiar, transcurrir el camino con mi familia de la manera que me merezco”.

Juan Martín relató la intimidad de la relación que tuvo con su padre a lo largo de su vida (Instagram: @delpotrojuan)
Juan Martín relató la intimidad de la relación que tuvo con su padre a lo largo de su vida (Instagram: @delpotrojuan)

• Sus relaciones amorosas

“Yo tuve varias novias y creo que también a medida que voy creciendo, voy cambiando y mejorando como persona. Cada relación que tuve fue totalmente distinta y si tuve novias famosas, con lo perfil bajo que soy hasta me sorprendía a mí. Pero como es el amor uno no puede planear las cosas y siempre tuve relaciones muy lindas. Con el tiempo uno va aprendiendo y tomo todo como un lindo recuerdo. En la pandemia tuve otra relación. Tuve la suerte de siempre estar acompañado de buenas mujeres, trabajadoras, sensibles, independientes, que me dejaban libre para lo mío y me acompañaban desde el lugar que podían. Tuve parejas que me enseñaron mucho a mí y aprendí cómo yo, que demandaba mucho viajando todo el año, podía acompañar”.

“Es el día de hoy que tengo a mis parejas anteriores mandándome felicitaciones o mensajes dependiendo la situación. Ahora estoy de novio y también sin ir más lejos en el ATP de Buenos Aires fue: ‘Mirá gordi, yo la semana previa no puedo ver a nadie porque me testean y si me da COVID positivo después de dos años y medio es todo un problema’. Le pedí que se cuide porque capaz me termina contagiando a mí, tratar de explicarle. La verdad que un afortunado, hicimos cuarentena y es súper comprensible. Ahora que la rodilla y los estados de ánimos con altibajos y ella sigue ahí firme. A veces la he encontrado googleando de médicos y dolor de rodilla. Soy un afortunado”.

• Su festejo mirando al cielo

“Yo perdí una hermana de muy chico en un accidente de auto. Es algo que me quedó muy presente porque yo estaba en ese accidente. Cuando empecé a ganar partidos me salió solo y natural enviar un beso al cielo, tenerla presente, dedicarle cada triunfo. Es algo muy íntimo familia que capaz no se sabía. Siempre fue el mejor festejo que pude tener, hacerlo parte de eso como hermana mayor es muy especial”.

• Por qué sus padres nunca lo fueron a ver en vivo

“Mi hermana siempre fue. Mis padres trabajaban mucho y a mi papá le gustaba trabajar, le gustaba ver los partidos tranquilos solo. Mi mamá también los miraba sola en otro lugar de la casa. La verdad que ellos se sentían cómodos así. Hay una realidad que cuando estás metido ahí en el nivel alto el contacto sería mínimo. Por ejemplo en el US Open el contacto que tenía con mi hermana era entrar a la cancha y saber dónde estaba sentada. Después del partido a lo sumo un abrazo y ya está”.

“Las cosas no sé si pasan por algo y pasaron cosas feas todas juntas que fueron mi lesión de rodilla y el fallecimiento de mi papá. Cuando me opero por primera vez ahí mi cabeza cambió. No me estoy poniendo viejo pero estoy entrando en un momento de mi carrera que me dije que tenía que arrancar a disfrutar. Parte de ese disfrute fue decir ‘a partir de ahora del primer torneo al último van a venir conmigo’. Quería otra carrera a partir de ese día. Me pasó que no pude recuperarme de la rodilla, que mi papá se enfermó y en muy poco tiempo falleció. Y no lo pude conseguir”.

• El abrazo con la madre después del partido

“Cuando estaba saliendo de la cancha casi que me la choco. Ese abrazo con mi mamá público, nunca lo hubiéramos hecho. Salió así, fue eterno y fue único. Yo lloraba como cuando tenía diez años en los brazos de mi mamá. Creo que fue un abrazo de paz y amor, no de sufrimiento. Así lo sentimos los dos”.

El abrazo interminable entre Juan Martín y su madre luego de su última participación en el ATP 250 de Buenos Aires frente a Federico Delbonis (Foto: Franco Fafasuli)
El abrazo interminable entre Juan Martín y su madre luego de su última participación en el ATP 250 de Buenos Aires frente a Federico Delbonis (Foto: Franco Fafasuli)

• Anécdota post US Open 2009

“Cuando termina la final era lunes porque el domingo se había suspendido por lluvia. Era la una y pico, llego al hotel y estaba todo cerrado, no sabía dónde ir a festejar. Después de cenar tipo dos de la mañana, suena el teléfono de mi habitación, raro. Era Justin Timberlake había estado en mi partido y me invitó a una fiesta privada ahí en Nueva York como su invitado de honor. Le pedí la dirección, era lunes no sabíamos qué hacer y de la nada esto. Era todo Hollywood, cantantes, gente famosa. Todos los que te puedas imaginar, ahí conocí a una actriz muy famosa también. De repente el más importante ahí era yo. Estaba LeBron James que lo conocí. Yo estaba rodeado de seguridad y estaba LeBron pidiendo por favor para sacarse una foto conmigo. Fue una locura esa noche, yo tenía 20 años. Así fue el festejo”.

• Su relación con Susana Giménez

“Tenemos una gran relación y hasta nos hemos leído de esas versiones que decían que estábamos juntos. Yo creo que todo nació porque una vez en su programa, que estaba soltero, le dije como que al Master tenés que venir. Y fue. Llegué a la final. Salíamos a comer todas las noches juntos, estábamos muy unidos. Susana era parte del equipo. Terminaba mi partido y jugaba día de por medio por los distintos grupos. Entonces jugaba el partido a la noche y como tenía el día libre le decía a Susana: ‘nos encontramos en equis restaurant en una hora’ y listo. Me preguntaba de tenis cosas únicas. Mi mamá siempre me pedía que por favor le mande un beso por lo que la quería. Es el día de hoy que seguimos hablando, ponernos al día cada tanto. Se creó una relación espectacular. Lo del romance en aquel momento fue un ¿qué hacemos? Yo nunca tuve nada con Susana”.

• Copa Davis 2016

“Cuando volvimos de la final dije: ‘Acá está la copa, a partir de ahora a dormir tranquilo’. Llegar a ese momento hubo todo un camino de sufrimiento y cosas feas que tuve que pasar que no me tocó otra. No reniego. Eso me hizo mejor tenista y mejor persona. Todo lo malo que viví lo pude trasladar a ese año de Copa Davis y esa final. Todas las cosas malas que se habían hecho en el pasado, todos los errores que habíamos cometido… Me acuerdo que cuando ganamos la semifinal en Glasgow, felices porque habíamos ganado a Murray, antes de dispersarnos todos le pedí a Orsanic una reunión. Él y los jugadores. Les dije: ‘A partir de ahora vos te vas a jugar allá, yo allá, no nos vamos a ver. Lo único que les voy a decir es en las series que yo estuve estas cosas hicimos bien y estas cosas hicimos mal. Mi consejo es que tratemos de ir por este camino y estas cosas que son importantes las dejemos para otra gente que nosotros necesitamos la copa y pensar en tenis’. Yo creo que ahí los chicos tuvieron una capacidad de entender lo que yo quería decir que lo tomaron bien y coincidieron conmigo. Naturalmente se dio esta unión de no poder estar sin el otro. Yo le gano a Murray en Glasgow pero la serie la gana Guido Pella y el Yaca Mayer. La final, somos campeones por Fede. Más allá de mi partido con Cilic, era necesario de todos”.

‘Acá está la copa, a partir de ahora a dormir tranquilo' fueron las palabras de Del Potro al llegar a Argentina con la Davis en 2016
‘Acá está la copa, a partir de ahora a dormir tranquilo’ fueron las palabras de Del Potro al llegar a Argentina con la Davis en 2016

• Juegos Olímpicos

“Los Juegos Olímpicos en el tenis es distinto. Ahora tiene el valor que merece y corresponde. Yo tomé dimensión de lo que vale cuando tuve la medalla en la mano. En Londres la usamos de pase en la final de los 100 metros porque no teníamos entrada. En el camino lo enganchamos a Scola, me colgué la medalla y empezamos a pasar vallas y todo bien argentino. Me acuerdo que entramos y fuimos hasta donde casi arrancaba la pista. Después la carrera duró 10 segundos. Pero a nivel tenístico fue de las semanas más lindas de toda mi carrera”.

• Último ATP de Buenos Aires

“Me costó mucho tomar la decisión de jugar. Agradezco los consejos y recomendaciones pero yo quería estar. Mi condición física y tenística es lo que se vio. Sentía que tenía que hacerlo, que era el momento. Sentí que tenía que decir que jugaba porque era mi momento de hacer un cierre a este sufrimiento y pesadilla que vengo sufriendo desde que me operé. No cierro esa ventana para un milagro como ha pasado con Murray, que es un ejemplo muy real. O que hasta el día de hoy no hemos encontrado o saber detectar la razón del dolor. El tenis es mi pasión y el otro día de tenis estaba bien. Pero me costaba correr y esto así no lo puedo hacer”.

• Su relación final con su padre

“Eso es muy personal. Mi mamá, mi hermana y yo lo sabemos muy bien. No fue fácil que mi mamá me vaya a ver pero también fue en figura de mi papá. Creo que desde arriba vieron esa noche mi papá y mi hermana. Sé que ellos están en paz, acá estamos tratando de buscar este camino y transitarlo como merecemos. Cuando mi papá estaba enfermo, estas cosas no las cuento porque no me gusta contar intimidades, pero a mí me veían pasando noches en la puerta de la clínica. Yo para ver a mi papá tardaba 40 minutos en cambiarme. Por eso cuando joden que ya no se aplaude más a los médicos por todo el esfuerzo que hicieron en la pandemia, yo lo viví porque me tocó a mí ponerme tres pares de guantes, antiparras, casco, ambos, cosas en los pies, para ver a mi papá a dos metros y a veces a través de un vidrio. No quiero dar más detalles, esa es la realidad”.

• Posibilidad de ser padre en un futuro

“Me gustaría. Tuve una época a los veintipocos que lo tenía presente. Si quiero ser padre, tener varios hijos. No poquitos. Me gustaría vivir en Tandil. Esa foto ideal todavía la sigo teniendo y la vida te puede llevar a cualquier lado. Hoy no es el momento, no está dentro de los planes”.

“Ahora que tengo este problema de rodilla y pienso en el día de mañana, el post tenis y todo. Digo yo me tengo que curar la pierna porque pienso cómo voy a salir a andar en bicicleta con mi hijo, a jugar al tenis si algún día me dice o al fútbol. Ese padre activo me gustaría ser. Me veo como un padre divertido, mi relación con mi papá fue muy especial porque no entendía del deporte que hacía ya que era veterinario él. Mi momento con mi papá era subirme a una camioneta e irme al campo”.

• Elegir un momento de su vida

“Yo fui muy feliz cuando volví del US Open que perdí la final que cumplía 30 años. Hubo un tiempo ahí que debe haber sido que realmente decía ‘che, estoy feliz’. Estaba por pelear el número 1, estaba bien. Ese momento me lo acuerdo. Ese sobresale un poquito. El US Open que gano era más un niño y estaba más sobre una nube, era otro tipo de felicidad”.

SEGUIR LEYENDO:

We want to give thanks to the author of this short article for this incredible content

15 frases destacadas de la entrevista a Del Potro: sus noviazgos, el vínculo con su padre y la insólita fiesta con Justin Timberlake